Pesadillas en los niños

 Es algo común que nuestros hijos tengan pesadillas, sobre todo a partir de los dos años, aunque se dice que son mucho más comunes según se va haciendo un poco más mayor. Hoy te vamos a dar unos consejos para ayudar a los niños a superar este mal trago.

 

Temores en la infancia

 

La mayor parte de las veces, las pesadillas ocurren por algo que ven en la televisión o que suelen padecer durante el día, por eso debemos de estar muy atentos para saber cuál es la causa.

 

Una infancia feliz

 

Si el niño está teniendo una pesadilla debemos de ir con ellos para intentar calmarlos lo antes posible. Les hablaremos de una manera tranquila para relajarlos y estaremos con ellos un breve espacio de tiempo.

 

consejos para evitar las pesadillas

 

No debes de forzarlos para que hablen de las pesadillas, pero si ellos lo hacen, entonces se hablará de manera natural. No es aconsejable llevarse el niño para la cama de los padres, porque de esta manera le estaremos dando más importancia y él puede asustarse más cuando esté solo en su propia habitación.

Nunca te acuestes enfadado

 Un estudio ha revelado que no es bueno para nuestra salud mental el acostarnos tras haber tenido una discusión con alguien cercano. Muchas veces, cuando no descansamos como debiéramos, intentamos analizar lo que hemos hecho a lo largo del día para buscar una explicación.

 

salud matrimonial

 

Pues quizás, una de las más completas, es ésta. Quizás, no funcione igual en todas las personas, pero sí es cierto que cuando uno se acuesta con algo pendiente, no le deja estar totalmente relajado, eso se fija en el cerebro y no conseguiremos dormir plácidamente.

 

vida en pareja

 

Al fijarse en nuestra memoria, lo que estamos haciendo es que, en lugar de arreglar esa discusión o malentendido, lo estamos alimentando un poco más. Lo que debemos de hacer es hablar las cosas con calma y si tampoco se solucionan, esperar un poco, que nos relajemos antes de meternos en cama.

 

consejos de bienestar

 

Lo mismo ocurre como cuando vemos algo que nos impacta, ya sea en nuestro día a día o en la televisión…debemos de borrar esa información antes de irnos a la cama, nos levantaremos con mejor humor y el cerebro no guardará nada negativo en su disco duro.