Albóndigas caseras con tomate natural

 Todos sabemos que los mejores platos son los que hacemos de una manera casera. Por eso, si tienes tiempo y ganas, nada mejor que un plato sencillo y saludable como son estas albóndigas caseras con tomate. Nuestra salud te agradecerá una salsa de lo más natural.

 

albóndigas paso a paso

 

El primer paso trata de mezclar con la carne picada un diente de ajo (que cortaremos en trozos) y un huevo. Podemos salpimentar al gusto y al finalizar, le añadiremos un poco de pan rallado, dejando reposar esta mezcla una media hora.

 

carne picada para albóndigas

 

Pasado este tiempo hacemos unas bolitas con la masa y las freímos en aceite de oliva. Luego pondremos una olla al fuego con dos cucharadas de este aceite y una media cebolla bien picada. Vamos introduciendo las bolitas y dejamos unos minutos.

 

albóndigas caseras con salsa

 

Mientras, lavamos y pelamos los tomates. Los cortamos en trozos y los batimos con la ayuda de la batidora. Echamos un poco de sal y lo añadimos a las albóndigas, dejando que hiervan. Sencillo, ¿no?…pues qué aproveche.

Pequeños gestos que restan calorías

 Cuando queremos bajar de peso, una buena dieta equilibrada y asesorada por un nutricionista es la mejor solución. Pero bien es cierto, que la mayoría de las veces, si eres de los que tiene una dieta variada con unos simples gestos podrás hacer que tus platos tengan menos calorías.

 

evitar las salsas en las dietas

 

El remedio no es dejar de comer, sino controlar todo aquello que comemos y si por ejemplo a la ensalada le sueles echar diferentes salsas como la mayonesa…no lo hagas si quieres ahorrar unas cuantas calorías.

 

calorías en la yema del huevo

 

Intenta consumir yogures naturales frente a los de sabores o los que tienen cero materia grasa. Hay que reducir también el consumo de quesos grasos o carne, pudiendo aumentar la de carne blanca como el pollo o el pavo.

 

Pequeños gestos para ahorrar calorías

 

Si vas a usar huevos, tienes que saber que en la yema se concentra la mayor parte de las calorías. Reduce un poco la sal y el azúcar, aumentando las legumbres y la fruta. Seguro que obtendrás resultados muy rápido.