Cómo evitar el dolor a la hora de entrenar

 Siempre hablamos del deporte y del entrenamiento, pero claro está que muchas veces nos pasamos en el gimnasio con ejercicios más costosos y que luego nos van a repercutir en forma de dolor. Hoy os damos una serie de consejos para que no tengas esa sensación una vez que llegues a casa.

 

consejos a la hora de entrenar

 

Está claro que siempre vamos a notar esa sensación de cansacio porque es inevitable, es el resultado de nuestro esfuerzo. Aún así, lo que no queremos son esos dolores porque no hemos estirado bien y esta es una de las cosas que tenemos que controlar bastante, antes de hacer cualquier deporte, para evitar lesiones.

 

dolor de brazos

 

También, hay que alimentarse de una manera correcta para que no nos falte nada, ni durante ni después del entrenamiento. El agua y las bebidas isotónicas son imprescindibles cuando estamos ante un esfuerzo tal.

 

ejercicios sin riesgos para la salud

 

Si tienes alguna duda, lo mejor es pregunar a un monitor, para que te indique lo que mejor te va a ir, según tus condiciones. Recuerda que nunca debes de forzar, todo se tiene que llevar en su justa medida.

Tendinitis: tipos y tratamientos

 Todos los que practicamos deporte sabemos que es muy necesario para nuestra salud, pero en ocasiones no podemos evitar lesionarnos. Quizás, algunas veces sean solo unas molestias, pero todo es mejor tratarlo a su debido tiempo para que no haya ninguna complicación innecesaria.

 

prevenir lesiones

 

Una de las lesiones más común, es la tendinitis, que aparece por la inflamación del tendón, que es quien une la parte del músculo con los huesos. Cuando esto ocurre, puede ser por diversos motivos, entre los que se encuentran la sobrecarga de los mismos.

 

Lesiones en deportistas

 

Un tipo de tendinitis tiene su origen en los codos, aunque en otro tipo de tendinitis, proviene de  los tendones de la mano los que llevan todo el peso y también pueden afectar a los del codo.

 

dolor de muñecas

 

La tendinitis del hombro es otra de las más conocidas, pero para frenar los dolores de estas zonas, lo mejor es inmovilizarlas y tomar antiinflamatorios que eliminen ese malestar. Es sí, siempre hay que acudir al médico ya que él te guiará en tu tratamiento.