Hacer que los alimentos sean más digestivos

 Muchas veces ocurre que nos encanta alguna comida pero nos resulta pesada y estamos con malestar todo el día. Quizás, tenemos que buscar la forma para que no esto no ocurra y poder disfrutar de nuestras comidas favoritas.

 

Pimientos para la digestión

 

Las verduras tienen que estar presentes en nuestra dieta, pero muchas de ellas no nos sientan como esperamos. La lechuga puede darnos hinchazón, por eso, podemos cambiarla por rúcula o quizás espinacas.

 

Verduras para alimentación

 

Los pimientos también tienen a ser un alimento pesado en cuanto a digestión, por lo que debemos de probar todas sus variedades: el rojo, amarillo o verde, para ver cuál nos sienta mejor y optar por hacerlos asados.

 

Dolores de estómago

 

Lo mejor es que las verduras estén bien  cocidas y si no las toleras así, mejor hacer un buen puré. Los huevos, mejor en tortilla, ya que al estar batidos, nuestra digestión será más suave.

Dieta para hernia de hiato

 La hernia de hiato afecta a un 20% de la población y se relaciona con las digestiones pesadas y sobre todo el reflujo que se siente tras haber comido. Cuando consumimos comidas copiosas el estómago se resiente y es por ello, que necesita una dieta más sana y ligera.

 

Consejos para digestiones pesadas

 

Además, de esto, los síntomas más generales son el mal aliento o la tos seca. Hay que destacar que la hernia puede ser algo congénito o por el contrario, ser provocado por otro factores como la obesidad.

 

zumos para el estómago

 

Para aliviar los síntomas, un vaso de agua con una cucharada de aloe vera o hacer una dieta equilibrada, basada en muchas comidas de poca cantidad, durante el día. Debes de evitar los lácteos y como no, el café o el tabaco.

 

Comidas saludables

 

Las frutas que causan acidez como el plátano o el kiwi no son aconsejables, además, deberás masticar bien los alimentos y no abusar del agua mientras comemos porque puede relentizar la digestión.