Albóndigas caseras con tomate natural

 Todos sabemos que los mejores platos son los que hacemos de una manera casera. Por eso, si tienes tiempo y ganas, nada mejor que un plato sencillo y saludable como son estas albóndigas caseras con tomate. Nuestra salud te agradecerá una salsa de lo más natural.

 

albóndigas paso a paso

 

El primer paso trata de mezclar con la carne picada un diente de ajo (que cortaremos en trozos) y un huevo. Podemos salpimentar al gusto y al finalizar, le añadiremos un poco de pan rallado, dejando reposar esta mezcla una media hora.

 

carne picada para albóndigas

 

Pasado este tiempo hacemos unas bolitas con la masa y las freímos en aceite de oliva. Luego pondremos una olla al fuego con dos cucharadas de este aceite y una media cebolla bien picada. Vamos introduciendo las bolitas y dejamos unos minutos.

 

albóndigas caseras con salsa

 

Mientras, lavamos y pelamos los tomates. Los cortamos en trozos y los batimos con la ayuda de la batidora. Echamos un poco de sal y lo añadimos a las albóndigas, dejando que hiervan. Sencillo, ¿no?…pues qué aproveche.

Breves consejos de nutrición

 Hoy hemos recopilado, los que nos han parecido, los mejores consejos de nutrición. Claro está, que hay más y que poco a poco iremos aumentando esta lista para que nuestra alimentación siempre sea la correcta. Comenzamos reduciendo la sal en las comidas, algo que podemos complementar con otras especias.

 

Reducir la sal en las comidas

 

Durante el día, lo más saludable es realizar unas cinco comidas, porque como hemos mencionado otras veces, lo ideal es comer poco y llegar a cada comida sin mucha hambre. Las frutas y verduras estarán presentes todos los días en un mínimo de cinco raciones.

 

ingredientes para ensaladas

 

Recuerda que el desayuno no lo podemos saltar y un par de veces por semana, tendremos que consumir pescado para que nos aporte los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

 

desayunos completos y sanos

 

No te obsesiones con la calorías y para evitar subir de peso innecesariamente, no guardes ningún dulce y evita comprarlos a no ser, en ocasiones especiales. Camina durante treinta minutos al día y bebe mucha agua e infusiones. No piques entre horas y si lo haces, opta por una fruta.