Bombones caseros

 Nosotros damos una de cal y otra de arena, porque bien es cierto que tenemos que cuidarnos y hacer ejercicio pero por otro lado, un caprichito nunca viene mal. Hoy ese capricho tiene forma de bombón y desde luego, es una receta muy sencilla.

 

Bombones de dos chocolates

 

Para comenzar necesitarás 200 gramos de chocolate fondant, o puro, o la misma cantidad de chocolate blanco o con leche, porque cada uno tiene su gusto y esta receta admite todas las posibilidades. Fundimos el chocolate y lo echamos en las cubiertas, dando pequeños golpes para que no se forme burbujas.

 

Receta de bombones caseros

 

Luego las volcamos sobre una bandeja para que caiga el exceso de chocolate. Metemos las cubiteras al congelador unos minutos y reservamos ese chocolate sobrante para luego cubrir y cerrar el bombón. Pasados unos minutos sacamos las cubiteras del congelador y es el momento de rellenar nuestro bombón.

 

Moldes para bombones

 

Yo hice crema de fresa, tipo flan que ya vienen en bolsitas. También puedes deshacer unas magdalenas o bizcocho y añadirle leche condensada hasta formar una pasta. Echaremos un poco sobre lo que será el bombón y lo taparemos con una nueva capa de chocolate. Dejaremos en el congelador, hasta media hora antes de consumir. 

Bombones de chocolate y nubes

 Parece que estos días estoy un poco más golosa de lo normal y eso que hemos dejado hace nada las navidades y todas sus comidas tan copiosas. Hoy os presentamos unos bombones de chocolate y nubes que serán del gusto de los paladares más exquisitos.

 

Recetas de bombones

 

Necesitaremos para comenzar 200 gramos de chocolate que trocearemos y lo vamos a echar en un bol. Mientras, calentamos la nata hasta que hierva, y cuando esto suceda, la echaremos sobre el chocolate.

 

masa para bombones

 

Removemos bien para que todo se funda y se mezcle. Ahora cortaremos las nubes en trozos más pequeños y las echaremos en nuestra mezcla de chocolate, cuando ya se haya enfriado un poco.

 

Bombones trufados para los más pequeños

 

Luego, se deja reposar un par de horas en la nevera, aunque si lo haces de un día para otro, será mucho mejor. Ahora solo nos queda hacer una especie de bolas que recubriremos de fideos de colores o de chocolate, aquí puedes elegir la cobertura que más te guste.