Broncea y cuida tu cuerpo

Ahora que estamos ya metidos de lleno en el verano, tenemos que tener presente algunas recomendaciones para todos los que nos encanta estar todo el día en la playa, nadando o bronceándonos. Podemos hacerlo pero siempre de una manera precavida, ya que tenemos que cuidar tanto nuestra piel como nuestro cuerpo. Está bien que quieras acelerar tu bronceado siempre y cuando sea de la manera correcta y ella conlleva usar un buen bronceador atendiendo al tipo de piel que tenemos y por otro lado, consumiendo los alimentos necesarios para una correcta alimentación e hidratación. En nuestra comida no pueden faltar los cítricos ni la zanahoria, además de un postre como la sandía que nos aporta vitaminas y mucha agua.

Cuida tu cuerpo para el bronceado

Cuando estemos al sol, no hay nada como seguir protegiendo tanto la piel como el cuerpo y para ello, hay que volver a echarse crema cada cierto tiempo y también al salir del agua. Nuestro cuerpo necesita agua a cada momento y será ideal si llevamos frutas de la estación para una merienda muy nutritiva. Después de un largo día playero, no hay mejor recompensa que una ducha y la aplicación del after sun, para que la piel nos quede mucho más suave. Sencillos cuidados que harán que nuestro cuerpo y piel siempre nos los agradezcan. 

Unos helados muy saludables

 Como todos sabemos, los helados son una de las tentaciones más grandes en esta época y siempre nos pasamos un poco más de lo que deberíamos. Hoy en día tenemos más opciones para tomar un helado sano y no sufrir del remordimiento…aquí, te contamos cómo.

 

postres sin calorías

 

Por un lado, ya existen muchos lugares donde elaboran helados artesanales que están basados en frutas y tiene muchas menos calorías. Además, su consistencia más cremosa se hace una delicia en nuestro paladar.

 

polos de fruta

 

Por otro lado, si no quieres moverte de casa, entonces podrás hacer tu helado de frutas. Primero trocea la fruta que ha elegido, ya sea plátano, naranja o kiwi y luego, coloca estos trozos en el congelador.

 

Congelar frutas

 

Con unas cuatro horas, será suficiente. Lo quitamos del congelador y hacemos con los trozos un puré en la licuadora. Ya tendrás tu helado casero y muy natural. Pruébalo y me cuentas.