La intolerancia a la lactosa

 La lactosa es una especie de azúcar que lleva la leche y los productos lácteos en general y al consumirlos si el cuerpo, en concreto el intestino, no puede digerirlos, entonces tenemos que hablar de la intolerancia a la lactosa. Es algo muy común entre las personas adultas y en los niños se suele diagnosticar cuando ya han cumplido los 4 años.

 

salud

 

Los síntomas se suelen presentar unos minutos después de haber comido algún producto lácteo, digamos que unos 30 minutos después, toda persona con intolerancia, podrá comenzar a sentir cierto malestar, éste dependerá de la cantidad que se haya consumido.

 

dietas

 

Aún así, los más frecuentes son cólicos o diarrea, además de náuseas. Suelen desaparecer unas tres horas después, porque la lactosa pasa del intestino delgado al grueso y allí es fermentada, de ahí que se produzcan los gases y también el dolor abdominal.

 

alimentación

 

Hay dos tipos de intolerancia: una que es genética y por lo tanto algo con lo que convivirás toda la vida, pero por otro lado, exite la intolerancia por culpa de algún virus o de medicamentos. Hoy en día existen leches sin lactosa, además de la soja, que te mantendrán realmente sana, ya que el calcio es muy necesario, sin provocarte ningún efecto adverso.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Puntualo!
[Total: 0 Nota: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *