En las cenas, más proteínas

Porque todos sabemos que si llegamos a casa después de un largo día se nos apetece una cena que, seguro, no será muy buena para nuestra dieta. Si tienes un antojo de dulce o de comer cosas prohibidas, entonces vamos a tener que revisar bien nuestro desayuno y otras comidas que hacemos a lo largo del día. Aún así, en la cena lo mejor es dejar los azúcares y optar por las proteínas. De esta manera, nuestro cuerpo no lo transformará en más calorías y notaremos la sensación de no tener más hambre. Para ello, podemos optar por cremas de calabacín y pescado como el salmón o la merluza, mejor a la plancha y con pan integral.

comidas con proteínas

Una parrillada de verduras o una ensalada con atún y trozos de queso fresco. Para el postre puedes optar por yogures desnatados o una manzana, así como una rodaja de pan integral con un poco de mermelada sin calorías, para todas esas personas que necesiten saborear algo dulce. El sorbete de fruta también puede ser una buena opción para dejarnos esa sensación de saciedad tras haber cenado. Sin duda, la clave está en consumir alimentos ligeros pero que nos sacien para no tener que recurrir a los productos con calorías de más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *