Conoce los beneficios del higo para la salud

Laxante natural por excelencia, el fruto de la higuera puede consumirse simple, fresco o seco. Y si tiene problemas digestivos, debe saber que su consumo regular estimula la digestión.

Árbol originario de Asia, la higuera prolifera mucho por la región mediterránea y en América. Vitaminas, minerales, proteínas y fibras con acción laxante son los principios activos de sus hojas y de su fruto, el muy apreciado higo. También contiene enzimas con acción proteolítica, útil en callos, verrugas e inflamaciones. La higuera puede ser utilizada como laxante natural y ser consumida simple, como queso de higo, como estrellas de higo o incluso según otras recetas tradicionales.

higos frescos

Su efecto se ve potenciado por la conjunción con semillas de lino por la mañana, y esta combinación debe tomarse en ayunas y, al final, acompañada de un vaso de agua caliente. Además, su consumo regular estimula la digestión y debe consumirse entre 10 y 30 minutos antes de las comidas.

Administración y precauciones

La forma más común es comer el fruto de la higuera fresco o seco. Se puede hacer té con sus hojas. Sin embargo, tenga cuidado, ya que en algunas personas puede aparecer una reacción alérgica en la piel, a menudo agravada por la exposición solar.

Estudios científicos

La indicación tradicional de la savia de higo en el tratamiento de las verrugas se demostró científicamente en un estudio publicado en el International Journal of Dermatology en 2007, con un éxito del 44% de eficacia. A pesar de que la crioterapia obtuvo el 56% de curas, los autores del estudio consideraron que, al haber tenido algunos efectos adversos en el 18% de los pacientes, es más seguro utilizar el método natural.

Es que, además de no haber tenido informes de efectos adversos, el látex higo tuvo un efecto más rápido, es más fácil y agradable de aplicar y tiene una tasa de recurrencias menor que la crioterapia.

Recetas con higos

Hay dos recetas que pueden ser muy útiles para prevenir y combatir el estreñimiento; además de que son deliciosas:

Queso de higo

Muela 500 gramos de almendras con un kilo de higos secos. En una olla, ponga una taza de agua al fuego con 100 g de azúcar morena y limonada. Si lo prefiere, puede añadir 20 g de canela y / o 20 g de chocolate negro. Mueva la mezcla durante cinco o diez minutos. Cuando la mezcla se enfríe y con la ayuda de las manos, dele la forma de un queso. Llévala al horno por cinco minutos.

Estrellas de higo

Pele dos higos secos. Corte en cinco picos y abra, como si fueran pétalos, en forma de estrella. Coloque almendras sin piel (enteras o cortadas por la mitad) en las puntas de las estrellas. Lleve al horno para que esté ligeramente tostado y consuma como postre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *