12 cosas que sucede con nuestro cuerpo cuando comemos huevos

Los huevos son quizás la forma más rápida, barata y versátil de ingerir proteínas. ¿Pero qué puede hacer el huevo por nuestro cuerpo?

1. Aumenta la sensación de saciedad

Muchos estudios han comparado los efectos de los alimentos ricos en proteínas; por ello se sabe que la ingestión de este nutriente está relacionada con la sensación de saciedad. En 100 gramos de huevos encontramos 13 gramos de proteínas. Bastante, ¿no crees?

2. Mejora los niveles de colesterol

Los médicos suelen estar preocupados por la relación del colesterol LDL en comparación con el colesterol HDL en sangre. Un huevo grande puede contener 212 mg de colesterol, pero eso no significa que vaya a aumentar el colesterol malo. El cuerpo produce constantemente colesterol y hay evidencia científica de que el huevo ayuda a equilibrar los niveles de colesterol HDL, al mismo tiempo que produce partículas de colesterol LDL.

3. Protege los ojos

Dos antioxidantes presentes en la yema del huevola luteína y la zeaxantina – tienen un efecto protector ocular. Estas dos sustancias reducen el riesgo de cataratas y de degeneración macular relacionada con la edad, dos de las principales causas de ceguera y pérdida de visión. Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition demostró que basta con comer una yema de huevo durante cuatro a cinco semanas para que los niveles de zeaxantina aumenten entre el 114 y el 142% y de luteína entre el 28 y el 50%.

4. Da más calidad de vida

El cuerpo humano puede producir 11 aminoácidos esenciales. Pero todos los días necesitamos 20. ¿Sabe dónde están los otros nueve? En el huevo. Sin estos 20 aminoácidos esenciales, el cuerpo humano tendrá más dificultades para responder al nivel del sistema inmunitario y perderá fácilmente más masa muscular.

5. Fortalece el sistema inmunológico

Sólo un huevo contiene el 22% de los niveles diarios recomendados de selenio, un nutriente que ayuda a mantener el sistema inmune y regula las hormonas tiroideas. Si los adolescentes y los niños no ingieren este nutriente, pueden desarrollar la enfermedad de Keshan o la enfermedad de Kashin-Beck, dos condiciones médicas que afectan al corazón, los huesos y las articulaciones. El selenio también tiene una función antioxidante, que actúa junto con la vitamina E en la protección de las membranas celulares.

6. Reduce el estrés y la ansiedad

Si su alimentación falla en alguno de los nueve aminoácidos esenciales que el cuerpo no produce, corre el riesgo de desarrollar un trastorno mental. Un estudio de 2004 publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences ha demostrado que el consumo adicional de lisina – presente en el huevo – podía reducir los niveles de estrés y ansiedad, probablemente por la modulación de los niveles de serotonina en el cuerpo humano.

7. Reduce el riesgo de cardiopatía coronaria

El LDL contiene moléculas que alojan la grasa en las paredes de las venas causando aterosclerosis. El colesterol HDL puede eliminar esas moléculas. Pero no todo el colesterol malo (LDL) está compuesto por moléculas iguales. Hay muchos tipos. Las más pequeñas y densas están asociadas con un mayor riesgo de enfermedad coronaria, como la aterosclerosis. Aunque el huevo incrementa los niveles de LDL, se sabe que hace las moléculas de LDL más grandes y más fáciles de eliminar, disminuyendo el riesgo cardíaco.

8. Dale energía

Sólo un huevo contiene casi el 15% de la vitamina B recomendada para un adulto. La vitamina B desempeña una importante acción en el metabolismo celular, ayudando al cuerpo a convertir la comida en energía.

9. Protege el cerebro

El huevo contiene colina, un nutriente del complejo B de vitaminas. Este es un componente importante de las membranas celulares y es esencial para sintetizar algunos neurotransmisores. Varios estudios han demostrado que la disminución de los niveles de colina se asocia con un menor rendimiento cognitivo y la aparición de enfermedades neurológicas.

10. Mejora el estado de la piel y el cabello

Las vitaminas del complejo B son esenciales para mantener el pelo, la piel, los ojos y las uñas sanas. También ayudan a regular bien el sistema nervioso.

11. Mejora la salud de los huesos y los dientes

Los huevos son una de las pocas fuentes alimentarias de vitamina D, importante para los huesos y los dientes, ya que es esencial para el proceso de absorción de calcio.

12. Ayuda a quemar grasa

Sobre todo debido a la sensación de saciedad, una alimentación equilibrada y rica en huevos – en detrimento de otras proteínas – se ha asociado con una pérdida más rápida de masa grasa. Un estudio examinó durante ocho semanas dos grupos de personas: uno comía en el desayuno un tipo de pan de harina de trigo fermentado; el otro, huevos con la misma cantidad de calorías. El grupo que comió huevos perdió un 65% más de peso y un 16% más de grasa que el grupo que comió pan.

huevo frito
¿Te ha gustado este artículo? ¡Puntualo!
[Total: 1 Nota: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *