Una dieta sencilla

 Antes de nada, tenemos que comentar que la dieta que vamos a escribir hoy, es solamente orientativa y que siempre se debe de hablar con un especialista, ya que cada persona, necesita unas cantidades diferentes de alimentos y quizás, no todas las dietas son beneficiosas para todo el mundo.

 

salud y beneficios

 

Dicho esto, os proponemos una dieta sencilla que consiste en: El desayuno puede consistir en un zumo de naranja natural con una rebanada de pan integral con mermelada. El segundo día, puedes optar por un vaso de leche desnatada y galletas integrales, a lo que el tercer día, comerás un zumo de pomelo y unos cereales, para evitar caer en la rutina.

 

alimentación

 

A media mañana, irás alternando una pieza de fruta con un yogurt, para que tu semana no sea repetitiva. El almuerzo consiste de ensalada de tomate y lechuga, con un postre basado en frutas. El segundo día filete de ternera a la plancha y verduras cocidas, el tercer día, podrás comer un trozo de pollo asado, que será acompañado de una ensalada de pepino, tomate y lechuga y el cuarto día, puedes incluir un plato pequeño de pasta, pero no olvides acompañarla siempre de una sanísima ensalada. Si te apetece, también puedes incluir las cremas de verduras, como calabaza o calabacín.

 

dietas de famosos

 

En la merienda es muy importante añadir más líquidos, como infusiones o zumos naturales, pero si el gusanillo te ronda el estómago, entonces puedes comer alguna rebanada de pan integral o galletas de este estilo. A la hora de cenar sopa de verduras, filete de merluza a la plancha, espárragos, queso descremado o fiambre de pavo, que deberás de ir repartiendo entre los diferentes días de la semana, para terminar con otra infusión.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *