Agua con sal para tus pies cansados

 Siempre que nos hablan sobre un nuevo método para relajarnos lo ponemos en práctica y es que, en nuestro día a día no habrá otra cosa, pero sí mucho estrés. Por eso es bueno echar mano a los remedios caseros y todos los que nuestras abuelas hacían mención. 

 

baños relajantes

 

Uno de ellos, consiste en relajar los pies después de un largo día de trabajo y con ello, también la relajación se extenderá a todo el cuerpo. Para ello, necesitamos agua tibia y un buen puñado de sal.

 

beneficios de la sal

 

Dejaremos los pies un rato a remojo, como todos los conocemos. Este baño nos dará mayor relax ya que nos alivia la tensión acumulada, así como mejora la circulación.

 

ideas para la pedicura

 

Cuando el agua esté fría es momento de sacar nuestros pies de ella y aprovechar para limar asperezas y aplicar una crema hidratante regenadora. Sin duda un remedio estupendo que podemos practicar siempre y cuando lo necesitemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *