12 alimentos ricos en zinc que combaten la diabetes

Este mineral, que interfiere con más de 300 reacciones químicas que ocurren en nuestro organismo, ayuda a prevenir los síntomas de esta enfermedad.

Un estudio internacional publicado por la revista científica Diabetes Care ha revelado que una mayor ingesta de zinc puede reducir hasta un 28% el riesgo de desarrollar diabetes. Según los expertos responsables de la investigación, “este mineral ayuda a regular la acción de la insulina y participa en la formación de sustancias que protegen las células de los radicales libres, que también favorecen la aparición de diabetes”.

Además de estas funciones, el zinc estimula el sistema inmunológico, previene enfermedades cardiovasculares, mejora la función cerebral y la circulación. A continuación, sepa en qué alimentos se encuentra este precioso mineral e inclúyalo en su dieta:

1. Frijoles

Rico en zinc, proteínas vegetales, almidón y fibras. Para potenciar su efecto, combínalo con verduras crudas o cocidas, o carnes magras, pero no olvide que cualquier alimento ingerido en exceso es perjudicial para la salud. La cantidad de zinc es de 4,9 mg por 100 g de frijoles crudos. Las leguminosas, como los frijoles, pueden ser servidas dos o tres veces por semana, como parte de la sopa, o como guarnición de platos de pescado o carne.

2. Carne de res

Ingerida con moderación, sin grasas visibles y preparada de forma sana, preferiblemente a la parrilla, confeccionada al vapor o cocida, la carne de vaca magra es una buena aliada en la lucha contra la diabetes, ya que es fuente de zinc. La cantidad de zinc es de 3,6 mg por 100 g de filete de vaca crudo. Su consumo puede integrarse en una dieta sana, una o dos veces por semana.

3. Avena

Se sabe que los alimentos ricos en fibras benefician a la salud de los diabéticos, ya que retrasan la absorción de glucosa y su concentración en sangre. Además de estas propiedades, la avena también es rica en zinc, con 4,5 mg por 100 g de copos de avena. La avena es una excelente alternativa diaria al desayuno o a la merienda de la tarde, con fruta y algunos frutos secos, como las nueces o las almendras. Con un toque de canela queda perfecta.

4. Ostras

Son probablemente el alimento más rico en zinc que se conoce. Seis ostras proporcionan la cantidad de zinc necesaria para cinco días. Además, este molusco es pobre en calorías y rico en proteínas. La cantidad de zinc es de 91 mg por 100 g de ostras crudas. Aunque no es un alimento común en nuestro patrón alimentario puede ser una buena elección para una comida ocasional.

5. Arroz integral

Una investigación publicada en el Archives of internal Medicine reveló que la sustitución del arroz blanco por su versión íntegra reduce el riesgo de la enfermedad en un 16%. Además del zinc, este alimento es fuente de fibras que retrasan la absorción de los azúcares y mantienen la salud del intestino. La cantidad de zinc presente en este pienso es de 1,4 mg por 100 g de arroz integral crudo. Puede consumirse dos o tres veces por semana.

6. Pollo

En particular, prefiera los muslos, que tienen un alto contenido de zinc. No debe olvidar cocinarlas sin piel para no añadir grasas saturadas a su valor nutritivo. Por la misma razón, tampoco conviene ingerirlas fritas. Si sigue estas reglas, se beneficiará de las ventajas de esta carne magra. La cantidad de zinc es de 1 mg por 100 g de pollo sin piel cruda. Las carnes blancas como ésta pueden consumirse entre cuatro y cinco veces por semana.

7. Leche

Muchos pacientes con diabetes tipo 2 tienen déficit de zinc, por lo que deben ingerir alimentos que lo contengan. Los lácteos son los más importantes y debe elegir las versiones delgadas y enriquecidas con las vitaminas que se pierden con la desnaturalización. La cantidad de zinc es de 0,8 mg por 100 g de leche desnatada de vaca. Es importante consumir diariamente entre 500 y 750 ml de leche desnatada o su equivalente en yogur.

8. Polen

Es un verdadero multivitamínico natural y una buena fuente de zinc, un alimento o suplemento que no presenta toxicidad. Además, aumenta la resistencia de las paredes de los capilares, evitando así hemorragias cerebrales y cardíacas. Puede utilizarse puntualmente en bebidas e infusiones.

9. Cebolla

No tiene tanto zinc como los ingredientes anteriores, pero también lo suministra. Tanto cruda como cocida puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre. Su contenido rico en fibras, flavonoides y compuestos sulfurados (ricos en azufre) parece tener un efecto hipoglucemiante. Acompañe ensaladas o agréguela en asados y estofados, al menos dos o tres veces a la semana.

10. Brócolis

Su riqueza en cromo mejora la eficacia de la insulina. Tiene sulforafán que estimula la producción de enzimas que protegen las células de los vasos sanguíneos del daño causado por niveles elevados de glucosa en la sangre, la hiperglucemia. Tómalas una o dos veces a la semana. Pueden cocinarse rápidamente, en cinco minutos, en agua hirviendo o vapor, para preservar todo su sabor y textura.

11. Pasta integral

Es una excelente fuente de energía, gracias a sus hidratos de carbono de absorción lenta, lo que hace que el paso de glucosa por la sangre sea lento. Si es diabético, debe limitarse a las cantidades indicadas por su médico. La ingiere de dos a tres veces por semana, cocida de 12 a 15 minutos para que se quede al diente y su digestión sea más lenta, lo que reduce el impacto sobre la glucemia.

12. Canela

Al igual que el brócoli y la pasta integral, contiene zinc, pero en cantidades menores. Ayuda al organismo a procesar la insulina de forma muy eficaz y a reducir los niveles anormalmente altos de glucosa entre un 15% y un 25%. También puede tener un efecto beneficioso en la reducción de la presión arterial, según expertos nacionales e internacionales. Agregue una cucharada a un vaso de leche antes de dormir todos los días.

Deja un comentario si te ha gustado este post 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *