Los 10 beneficios de la leche para la salud

1. Fortalece los huesos

La leche y los productos lácteos proporcionan calcio, fósforo, magnesio y proteínas esenciales para la formación y reparación óseas. Un consumo adecuado de estos productos a lo largo de toda la vida permite mantener la densidad ósea en niveles adecuados, protegiendo contra enfermedades como la osteoporosis.

2. Favorece la salud de los dientes

La concentración de calcio y fósforo en la leche y los productos derivados es beneficiosa para el desarrollo y el mantenimiento de la salud de los dientes. La proteína más abundante de la leche, la caseína, ayuda a prevenir las pérdidas de calcio y fósforo del esmalte cuando los dientes están expuestos a alimentos muy ácidos.

fortalecer dientes

3. Mejora la presión arterial

Un número creciente de estudios sugiere que consumir entre 2 y 3 porciones de leche y derivados como parte de una dieta saludable puede ayudar a reducir la presión arterial tanto en adultos como en niños.

4. Ayuda a mantener una buena salud cardiovascular

Varios estudios indican la relación entre el consumo de leche y el bajo riesgo de enfermedades cardiovasculares. Esta unión puede deberse a varios componentes presentes en la leche, pero está principalmente relacionada con el calcio. La ingesta diaria de calcio puede reducir los niveles de colesterol LDL en la sangre y evitar su oxidación, lo que ayuda a prevenir la incidencia de enfermedades cardiovasculares.

beneficios de beber leche

Además, algunos científicos creen que el consumo regular de calcio ayuda a evitar la absorción de grasas saturadas en el intestino evitando su acumulación en la sangre.

5. La leche previene la obesidad

El consumo de leche y derivados como parte de una dieta completa, variada y equilibrada se asocia al mantenimiento de un peso corporal sano y a una disminución de la acumulación de grasa visceral.

prevenir la obesidad

6. Previene la diabetes tipo 2

En un estudio realizado en más de 37000 mujeres de mediana edad, se descubrió que las que consumían leche y derivados con bajo contenido en grasa tenían un riesgo bajo de desarrollar diabetes tipo 2. En 2005, otro estudio hizo hincapié en el primero, aunque por cada porción extra de leche o derivados con bajo contenido en grasa consumidos, el riesgo de incidencia de diabetes tipo 2 era bajo. Se cree que esta combinación puede estar relacionada con el bajo índice glucémico de la leche y sus derivados, además de su riqueza en calcio y magnesio.

7. Previene el cáncer

Un estudio realizado en 45000 hombres Suecos demostró que los hombres que bebían 1 vaso y medio o más de leche al día tenían un 35% menos riesgo de desarrollar cáncer que los que consumían menos de 2 vasos por semana. Otro estudio realizado en cerca de 40000 mujeres Noruegas concluyó que las mujeres que bebían leche durante la infancia y que seguían consumiendo durante la edad adulta tenían un bajo riesgo de desarrollar cáncer de mama. El calcio y el ácido linoleico conjugados, presentes naturalmente en la leche, se indican como razones para esta protección.

8. La leche hidrata

La leche es una excelente elección para la hidratación corporal porque es muy rica no sólo en agua, sino también en minerales.

9. Favorece la salud ocular

La leche es rica en vitaminas B2 y la leche contiene dos componentes esenciales para el mantenimiento de la salud ocular.

10. Proporciona aminoácidos esenciales

Los aminoácidos esenciales son los que el cuerpo humano necesita buscar en fuentes externas. En comparación con la carne o el pescado, las proteínas de la leche son aproximadamente un 20% más ricas en aminoácidos esenciales. La leche es muy rica en proteínas y aminoácidos esenciales (que nuestro cuerpo no produce). Siempre que la alimentación respete las proporciones de la rueda de los alimentos, las necesidades diarias de proteínas en los adultos sólo se cubren con medio litro de leche, un huevo y entre 100 y 150 g de carne o pescado.

Si elimináramos la leche, tendríamos que aumentar a unos 220 a 350 gramos de carne o pescado, lo que sería mucho más caro. En Noruega, el reconocimiento de los beneficios nutricionales y económicos de la leche ha llevado a los gobernantes a popularizar el precio de la leche y a subvencionar su producción durante años.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Puntualo!
[Total: 1 Nota: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *